Fortalezas AMEVASC

La Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular Cerebral, A.C. “AMEVASC” inició sus actividades científicas el 30 de Octubre de 2000. El objetivo principal de AMEVASC es sin duda el estudio, investigación y educación médica continua de la enfermedad vascular cerebral “EVC”, la cual representa la segunda causa de muerte y primera de discapacidad a nivel mundial. Siempre a la vanguardia, y conscientes que la tecnología se ha convertido en una herramienta indispensable de las ciencias médicas, AMEVASC incursiona en el área de la informática médica, poniendo a su servicio AMEVASC.MX y el nuevo portal de NEUROVASCULAR.MX. En AMEVASC.MX encontrará información general para pacientes, médicos invitados y asociados. Para nuestros asociados ofreceremos una gama completa de herramientas educativas que entre otras incluirán: acceso a conferencias, talleres y a las reuniones anuales de la asociación, publicaciones de AMEVASC, información sobre los registros RENAMEVASC y PREMIER y acceso al sistema MOODLE de educación médica continua.

Declaración de Mérida

En el marco de la 37va Reunión Anual de la Academia Mexicana de Neurología (Noviembre 2013), se suscribió ante autoridades de la Secretaria de Salud, Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular Cerebral y la propia Academia Mexicana de Neurología en pleno, así como ante Invitados Académicos Internacionales y Sociedad Civil, la cual define las metas nacionales deseables a corto plazo para el TRATAMIENTO AGUDO DEL INFARTO CEREBRAL: Declaratoria de Mérida 2013

Día Mundial Contra la Enfermedad Vascular Cerebral

El próximo 29 de Octubre los miembros AMEVASC realizarán en todo el país diversas actividades a propósito del Día Mundial Contra el Infarto y la Hemorragia Cerebral.

Te invitamos a unirte a la lucha participando en los eventos en tu ciudad.

Mantente en contacto para más información a través de nuestra web y redes sociales:

facebook.com/amevascac

twitter.com/amevascac

contacto@amevasc.mx

Dia mundial EVC 2014 500kb

¿Qué es la Enfermedad Vascular Cerebral?

La Enfermedad Vascular Cerebral (EVC) es un grupo heterogéneo de trastornos en la irrigación cerebral caracterizado por un rápido desarrollo de síntomas y signos neurológicos que traducen una disfunción cerebral, espinal o retiniana focal, debidos a una oclusión arterial (isquemia), venosa (trombosis venosa) o ruptura arterial (hemorragia),  con duración mayor de 24 horas y evidencia por imagen o neuropatológica de daño vascular.

Descarga aquí la sinopsis completa.

 

AMEVASC Declaración de Mérida

El desarrollo de los sistemas de atención de la Enfermedad Vascular Cerebral en México: muchos desafíos, pero más áreas de oportunidad.

José Merino, MD

Hace dos semanas, la Academia Mexicana de Neurología (AMN) celebró su 37 ª reunión anual de la hermosa ciudad de Mérida, Yucatán, un paraíso culinario, musical y arqueológica. Tuve el honor de participar, junto con los Dres. Antonio   Arauz, José Luis Ruiz-Sandoval   y Marco Antonio Alegría, en un simposio sobre el desarrollo de los sistemas de atención  de la Enfermedad Vascular Cerebral organizado por el Dr. Fernando Barinagarrementeria.

México es un país en desarrollo (PIB $ 1,178,000,000,000) con 121 millones de habitantes. Tiene una larga tradición en la implementación de iniciativas en salud pública y ahora cuenta un sistema de asistencia médica que se propone se de cobertura universal. La esperanza de vida al nacer es de 77 años. Pero casi 20 años después de la publicación del estudio NINDS tPA, <3% de los pacientes con un accidente cerebrovascular se tratan con trombolíticos u otras intervenciones agudas, a pesar del hecho de que el 24% de los pacientes llegan al hospital dentro de las 3 horas de aparición de los síntomas (casi la mitad llegan al hospital dentro de las 6 horas.) Al igual que en muchos otros países, incluyendo los EE.UU, muchos factores contribuyen a la escasa utilización de esta opción de tratamiento, incluyendo un sistema de salud fragmentado, la falta de un sistema de emergencias médicas coordinado y la pobre respuesta dentro de los hospitales, la no disponibilidad de trombolíticos en algunos hospitales, el acceso limitado a la toma de imágenes, el escaso conocimiento de los signos y síntomas del accidente cerebrovascular en la población general, y el temor de los médicos acerca de los riesgos de los tratamientos con accidente cerebrovascular agudo.

Pero estos retos destacan varias oportunidades de intervención. Los participantes en el simposio y el público coincidieron en la necesidad de implementar un sistema coordinado de atención del ictus en México que involucra al público, la sociedad civil, grupos de médicos, socorristas, hospitales, organizaciones de salud pública y el gobierno. Me sentí alentado al ver que los representantes de la Secretaría de Salud y el Seguro Popular se encontraban en la audiencia, y mi esperanza es que ellos salieron de la reunión con una mayor conciencia de la carga de los accidentes cerebrovasculares y los recursos humanos, los beneficios sociales y económicos del diagnóstico rápido , el transporte y el tratamiento de pacientes con accidente cerebrovascular.

La Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular Cerebral ( AMEVASC ) es la organización más grande de especialistas en ictus en el país. Es un grupo pequeño pero muy activo cuyos miembros trabajan juntos para aumentar la conciencia pública sobre el reconocimiento de los síntomas del accidente cerebrovascular, promueven una alta calidad de la atención al ictus en los hospitales y participan en la investigación del accidente cerebrovascular. Han establecido registros nacionales de ictus isquémico y de hemorragia intracerebral y participan en estudios internacionales y en estudios multicéntrico como IST-3 y SPS3. También han desarrollado guías de práctica para el tratamiento del accidente cerebrovascular y la prevención. Todos los ponentes del simposio (me incluyo) son miembros de AMEVASC, la organización que está liderando el esfuerzo para mejorar la atención a niveles estatales y nacional.

Al final del simposio, los participantes firmaron la Declaración de Mérida, una llamada a la acción para los médicos, los hospitales, los proveedores del sistema de emergencias médicas, el público, las ONG y los gobiernos estatales y nacionales para trabajar juntos en el desarrollo de sistemas de la atención de la Enfermedad Vascular Cerebral en todo el país. Este es el primer paso en el desarrollo de un sistema de atención que promoverá la formación de centros de ictus, la identificación rápida y oportuna de los pacientes el transporte rápido a los hospitales, la atención inmediata en la sala de emergencias  y el acceso a los tratamientos más eficaces para los pacientes con accidente cerebrovascular en México.